Decálogo de los Emprendedores

Publicado en Docencia el por tiene 0 comentarios

Al calor de la crisis el emprendimiento se plantea como una de las salidas de quienes terminan los estudios o acaban de dejar atrás el trabajo de toda una vida. Montar un negocio propio no es algo nuevo en una economía en el que las Pymes representan más del 90% del tejido empresarial, pero en los últimos tiempos, plagados de dificultades, requieren de nuevos métodos y de ideas innovadoras.

Las dificultades a la hora de encontrar financiación para iniciar un nuevo negocio son uno de los grandes problemas con los que se encuentran los emprendedores por el riesgo que suponen sus operaciones según el criterio de análisis de la banca tradicional.
Según el informe GEM España (Global Entrepaneurship Monitor), en nuestro país la tasa de actividad emprendedora alcanza sólo un 5,7% y viene motivada en 72,3% por la propia oportunidad de poner en marcha un nuevo proyecto, mientras que un 25,6% se debe a la necesidad por la falta de empleo.

En este contexto, desde Gedesco se ha elaborado el «Decálogo para emprender con éxito» en el que se recogen 10 claves básicas para poner en marcha un nuevo negocio de forma óptima y que recoge los siguientes puntos:

1. Haz algo que te apasione. Este ‘mantra’ de Steve Jobs tiene todo el sentido a la hora de lanzar un negocio. Tendrás que dedicar muchas horas y mucho esfuerzo para sacar adelante tu empresa así que, ¿por qué no disfrutar por el camino?

2. Busca un equipo que esté en el siguiente nivel. Tu empresa necesitará evolucionar rápidamente para competir, así que rodéate de gente que está preparada para competir en el siguiente nivel empresarial. Busca perfiles complementarios.

3. Céntrate en la necesidad del cliente, no en el producto. Los mercados se mueven rápidamente y tu fuerza está en ser el mejor en servir a tus clientes. Si te centras en el producto puede llegar una innovación que te deje fuera de juego y, entonces, estarás perdido.

4. La ejecución es lo más importante. Una buena idea es solo el comienzo. Lo que diferencia a una empresa de éxito de aquella que no lo tiene es la capacidad para llevar esa idea a la práctica de la mejor manera.

5. Céntrate en hacer algo mejor que la competencia. Cuando eres un nuevo competidor en un mercado es muy importante focalizarse en cubrir de forma excelente un aspecto esencial para los clientes.

6. Comparte tu idea. Tus conocidos y los expertos pueden ayudarte a afinar tu modelo de negocio y te ayudarán a encontrar capital para llevarla adelante. No tengas miedo, ¡nadie va a robarte tu idea!

7. Fórmate y conoce el sector. Haber estado previamente en el sector de tu nueva empresa hará que no caigas en errores de principiante y te dará valiosos contactos a la hora de hacer clientes, proveedores y socios. Si no tienes experiencia, busca un socio que te acompañe en el camino.

8. Cuida los gastos y la tesorería. Empieza con los menores costes posibles. Ese dinero puede ser básico para darte una segunda oportunidad para tu negocio si tus previsiones iniciales no se cumplen.

9. Haz acopio de perseverancia. Nadie ha dicho que crear una empresa sea fácil. Tendrás que luchar mucho y echar muchas horas, pero es un esfuerzo que te dedicas a ti mismo.

10. No abandones la visión positiva. Convierte los problemas en alegrías, en oportunidades de retarte y mejorar. Huye de excusas que empiezan por ‘es que’, ‘no se puede’ y ‘no lo hago porque’.

emprende@unizar.es'

Acerca del Autor

Cátedra Emprender
Ver todos los artículos de Cátedra Emprender

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *